Los casamientos suelen tener faustosas y, sobre todo, costosas ceremonias. Las entradas de la novia y el novio también son una parte importantísima en esta celebración en que dos personas se unen, ya sea de manera religiosa o civil, hasta el final de sus vidas... o bien hasta el divorcio. Sin embargo, nadie se imagina que los novios pueden ser llevados hasta el altar por un colectivo

Si de preparativos para una boda hablamos, la entrada de la novia en un lujoso auto, carruaje o cualquier otro medio de transporte es parte de la tradición del "casorio", la pareja de esta increíble historia decidió llegar a la iglesia, llevados hasta la ceremonia por un colectivo

Los novios llegaron a la celebración de su matrimonio en un colectivo.

Según publicó el medio El Sol Noticias, la feliz pareja fue trasladada el sábado pasado por la noche hasta su boda en un colectivo de la línea 85. La novia se llama Yanina y es hija de un chofer de esa línea de transporte público urbano.

 

Apasionada por el "laburo" de su papá, Yanina no dudó dos veces en querer ser llevada hasta el altar de la catedral de Quilmes, en donde iba a contraer matrimonio con su novio Gastón, en una unidad de la línea 85. Finalmente, el insólito evento ocurrió

La línea de colectivos 85 comienza su recorrido por Quilmes y termina en Ciudadela, partido de Tres de Febrero, y es operada por la empresa Sociedad Anónima Expreso Sudoeste. Además, recorre los partidos de Lanús, Avellaneda y parte de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Temporal provocó que casi se volara una carpa entera en una boda al aire libre

Otro insólito hecho ocurrió en un casamiento hace unos días, cuando una pareja que celebraba su matrimonio tuvo que recurrir a la ayuda de sus invitados para lograr sostener la estructura que estaba por ceder frente a la inclemencia del clima.

 

Un tremendo temporal de lluvia y viento se desató en pleno festejo y las imágenes del desastre se viralizaron en las redes sociales. La tormenta se desató justo cuando todos los invitados estaban bailando y envalentonados por las bebidas alcohólicas de la fiesta. Incluso, la gran mayoría de las opiniones del video apuntaron a uno de los asistentes, quien pese a la situación, jamás soltó el vaso que tenía en su mano. 

En los comentarios que dejaron los usuarios de las distintas plataformas, se podía leer: “Amor si nos casamos en enero que está lindo el tiempo”; “Ya me imagino al del sonido e iluminación rezando en todos los idiomas y religiones”; “El flaco en lugar de ayudar a los otros no largo el vaso por  nada. ¡Qué amigo!”; “Flaco soltá el vaso y ayudá”, fueron solo algunos de los comentarios.

Ver comentarios