El pasado jueves, los vecinos de la localidad de Scarborough, en Maine, Estados Unidos, se sorprendieron al encontrar en la playa una misteriosa criatura en avanzado estado de descomposición.

En un principio, según informa News Center Maine, el oficial de control de animales de esa localidad, Chris Creps, admitió que se dificultó la identificación del animal, que pesa unos 250 kilos y mide 4,5 metros de largo y 1,2 de ancho.

En tanto, el experto en tiburones de la Universidad de Nueva Inglaterra, James Sulikowski, afirmó que basándose en el lugar donde fue hallada la criatura podría tratarse de una especie de ballena o de tiburón peregrino.

George Burgess, científico especializado en tiburones y director emérito del Programa de Florida para la Investigación de Tiburones, fue más preciso en su observación.

Al ver las fotos de la criatura hallada, declaró a Live Science que se trataba de un tiburón peregrino en descomposición (Cetorhinus maximus) que "sin duda fue atacado".

El Departamento de Obras Públicas debió utilizar maquinaria pesada para retirar el cadáver de la playa.
 

Los restos del animal (@Amy_Cesar)
Los restos del animal (@Amy_Cesar)
Los restos del animal (@Amy_Cesar)