Dos mujeres ataron a un perro a su camioneta y lo arrastraron hasta matarlo, luego de que el animal mordiera a la nieta de una de ellas. El impactante suceso ocurrió en la localidad paraguaya de Yrybycuá de San Pedro.

De acuerdo a lo que publica el sitio guaraní Ultima Hora, la denuncia sindica a Liduvina González como la agresora, junto a su hija mayor Vivian Canela Galeano.

Ambas llegaron hasta el domicilio de Ana Báez donde ingresaron para sacar al perro Tyson atándolo del cuello y sujetarlo por la camioneta.

La mujer supuestamente recorrió parte del lugar hasta que el can murió. El cadáver fue encontrado en un basural. Según se puede apreciar en el video, toda este acto ocurrió frente a un policía que no impidió llevar a cabo la acción.

Báez denunció el hecho y el Ministerio Público abrió dos carpetas: Una de invasión ilegítima de propiedad y otra por maltrato animal.

Equipo jurídico

Cuatro abogados formaron un equipo jurídico para luchar por una condena judicial contra Liduvina González y Vivian Canela Galeano González (madre e hija).

Los dueños del perro lamentaron el hecho y dijeron que están sumamente dolidos por lo ocurrido. Además, dieron a conocer que las presuntas agresoras sacaron al perro de la vivienda cuando nadie estaba.

El equipo de abogados, liderado por la doctora Del Rosario Leiva, se hizo presente en San Pedro con el fin de brindar apoyo a la familia Giménez, propietaria del perro fallecido.

La abogada Edith Ortiz Gullón, de la organización Pakoalaja, dijo que el objetivo del grupo es presentar una querella adhesiva contra las agresoras basándose en el derecho penal, civil y en la Ley de Protección y Bienestar Animal. Dijo que claramente existió una violación de la propiedad privada, ya que las mujeres ingresaron a la casa de la familia de Tyson para sacarlo del lugar con ayuda de un hombre que estaba vestido con uniforme militar.

La abogada sostuvo que las supuestas agresoras relataron que el perro había reaccionado de forma agresiva contra una niña, pariente de ellas, en un evento del barrio y que incluso el animal la mordió con fuerza. Sin embargo, tal evento no sucedió.

"Según testigos, la niña de dos años, junto a otros niños, estaba comiendo chipa en un evento del barrio cuando la nena le tomó de la cola a Tyson. Cuando ella le estiró de la cola el perro reaccionó por instinto y le tomó del brazo. Si le mordía o la atacaba con malicia le hubiera destrozado el brazo, o sea que eso no ocurrió", agregó Ortiz Gullón al manifestar que la pequeña solo tenía rasguños.

Confesó que el grupo luchará por dejar un precedente en el país por este tipo de hechos consiguiendo una condena para las mujeres. Así también, los abogados repudiaron la agresión de los humanos hacia los seres vivos indefensos. "Solicitaremos la cárcel para ambas mujeres por un delito de lesión, ya que el animal es propiedad privada e invadieron el domicilio. Y a eso se le suma la ley de protección y bienestar animal", reveló.

Además, el grupo de Pakoalaja inició en redes sociales una acción para juntar firmas con el fin de conseguir justicia para Tyson. "Pedimos que se haga justicia y se condene a esta señora y sus cómplices, conforme a la ley", dicta el pedido en la página Change.org.

La dueña del perro denuncia el caso: