El hecho ocurrió en la ciudad de Hubei.

Un conductor atropelló a una niña de 9 años en Hubei, China, y luego, para evitar pagar la costosa indemnización, decidió asesinarla. El hombre permanece detenido.

La familia de la menor había reportado la desaparición de la nena el 25 de noviembre último y, la policía, logró encontrar su cadáver cerca de su vivienda. Un testigo afirmó haber visto a un sujeto metiendo a la menor en su auto. 

Luego de una intensa investigación, lograron dar con el acusado, quien confesó asesinar a la niña ya que no quería afrontar las posibles facturas médicas. Por lo tanto, decidió llevarla hasta un campo, la asesinó y arrojó el cuerpo. El padre de la víctima pidió a la Justicia de China la pena de muerte para el acusado. Medios internacionales, aseguran también que el agresor le sacó los órganos a la nena y los vendió.