El insólito y grave hecho ocurrió en la localidad española de Carcastillo, en Navarra. Agentes de la Policía Foral interceptaron la mañana del sábado un vehículo con seis personas en su interior tras recibir una alerta de un vecino sobre manejo imprudente.

En el vehículo viajaban seis personas (cuatro hombres y dos mujeres de entre 26 y 29 años), todas ellas sin cinturón de seguridad y una encima de la otra.

Pero lo más grave del caso es que el conductor estaba borracho y dio positivo en todas las drogas que detecta el test (cannabis, anfetaminas, metanfetaminas, cocaína y opiáceos).

La policía le labró una multa de 2000 euros y le quitó 12 puntos en la licencia de conducir, además de otros tres por permitir que el resto de los ocupantes, que fueron penados con 200 euros, no llevaran cinturón.