Esta situación se registró en una autopista de Bengaluru, India el último 19 de agosto cuando una matrimonio se desplazaba en moto junto a su bebé, quien viajaba en el tanque de la misma y tras un fuerte choque, contra una moto que estaba detenida, el pequeño no cayó y continuó andando en la moto, mientras esta se desplazaba hacía la banquina, donde tras perder velocidad finalmente cayó.

Increíblemente esta escena quedó registrada por una cámara instalada en un auto que circulaba por la citada vía.

Por último, una persona que también presenció el terrible impacto rápidamente auxilió al menor, a la espera de ayuda médica por sus padres y el conductor del otro vehículo.