Las redes sociales tienen diversas utilidades: compartir fotos, estados de ánimo, quejas, chistes, situaciones de la vida cotidiana, información de actualidad, chicanas que despliegan grandes polémicas y un sin fin de posteos que apuntan a una dirección: generar conversación e intercambiar opiniones.

En este caso, un usuario de Twitter de nombre @carlosaspe compartió un inusual y conmovedor posteo que sensibilizó a la comunidad virtual: una captura de Google Maps, la aplicación de mapas con fotografías por satélite, con un particular detalle.

 

El usuario buscó en la herramienta la dirección de la casa de sus abuelos y se dió cuenta que la imagen aún no había sido actualizada: en la misma, puede verse a su mamá caminando en dirección a la vivienda, tiempo en el que sus abuelos aún estaban con vida.

“En google maps mis abuelos todavía siguen vivos y mi madre va por la sombra para llevarles la comida”, tituló el posteo Carlos Torres, junto a la imagen de la captura de la aplicación de mapas.

El posteo emocionó a los internautas, quienes rápidamente hicieron lo mismo y comenzaron a compartir sus capturas con historias similares: En Google Maps mi padre también vive y está esperándome a que baje para irnos a comer y celebrar que me habían dado destino en Villarrobledo”. “Y aquí mi madre en la panadería con su inseparable bastón. Esa foto tiene fecha de 2019, pero mi madre falleció mucho tiempo antes”, postearon los usuarios.

La imagen de los abuelos emocionó a todos en Twitter.

En su gran mayoría, los comentarios fueron sobre abuelos y los tuiteros los recordaron con nostalgia: “Mi abuelo sigue vivo de camino al coche como cada día, con su bastón en una mano y las llaves en la otra sonando mientras camina”. “Mi abuela también fue pillada por Google Maps entrando en casa. Me encanta meterme y recordarla abriendo la puerta”. “Mi abuelo también sigue vivo en Google Maps. Lo que daría por que vieras a donde he llegado. Te extraño”.

 

Los usuarios de Twitter también compartieron fotos de sus abuelos.

Otros, comentaron: “Mi abuelo en la puerta de su casa. Más de cuatro años sin él. Ojalá no pase nunca más por aquí el coche de Google, la verdad”. “Mi abuelo todavía sale leyendo el periódico en las fotos del hotel en el que veraneamos todos los años toda la familia, a mi me encanta meterme de vez en cuando y verlo ahí sentado”, junto a las imágenes correspondientes.

Además, hubo usuarios que apelaron al humor y subieron a la red detalles de las fotos que ya no son iguales a la actualidad: “En la gasolinera junto a mi casa el precio del gasoil era de 1'249€ en google maps. Me gusta entrar y recordar aquellos momentos”. “En mi casa el toldo de arriba todavía estaba entero, lleva más de dos años roto”, escribieron.

Google Maps se volvió en la plataforma ideal para nostálgicos.
Ver comentarios