Este tipo de murciélago hallado en las Filipinas, aparece comúnmente de noche y pueden recorrer hasta 40 kilómetros en busca de una presa. Suelen vivir en las cuevas de la selva tropical al sur de Sarangani.

Entre las rarezas más notorias de su anatomía, se destacan su nariz grande como la de un perro y sus orejas puntiagudas, no redondeadas como la mayoría de los murciélagos. Por estas características es que lo apodan "murciélago zorro".

Estos tipos de animales están en grave peligro de extinción y su aporte al ecosistema de los bosques resulta clave porque sus excrementos sirven como fertilizantes.

Esta rara mutación del murciélago conocido, se convirtió en una de las principales atracciones de la región debido a la viralización de los mismos en diferentes oportunidades.