Amanda Ahola es una joven de 22 años que confieza tener dos adicciones: las cirugías y el sexo. 

La joven relata que cuando tenia 18 años se aumentó los pechos, se puso botox en los labios y también mejoró su nariz. Con el correr de los años, continuó retocando partes de su cuerpo. 

Sin embargo, la chica con residencia en Estado Unidos, casi muere en una de sus multiples incursiones al quirofano para realizarse un nuevo implante mamario.

"Tengo a un 'suggar daddy' que me apoya económicamente aunque no tenemos ninguna relación física. Luego de mi reacción a la anestesia entré en coma durante varios días", cuenta Amanda quien trabaja como modelo webcam.

Tras el traumático episodio, Amanda sugirio que volvería a realizarse esa operación debido a su adicción a las cirugias esteticas.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos