El suertudo estadounidense. Antes de ser rico.

Shane Missler, de 20 años, reclamó el premio gordo de 451 millones de dólares que ganó la semana pasada en la lotería de Florida, y pidió recibirlos en un solo pago de 282 millones, ya que el resto le será descontado por impuestos. 

El joven, oriundo de la ciudad de Port Richey, en el oeste de Florida, se acercó hoy junto a su padre y un abogado a las oficinas principales de la lotería, en la ciudad de Tallahassee, capital del estado, con el billete ganador, y allí notificó a los empleados que había decidido recibir el premio en una sola entrega, consignó la agencia EFE.

Missler compró el billete en una tienda de la cadena 7-Eleven, que recibirá 100.000 dólares de comisión.

"Solo tengo 20 años, pero espero usarlo para perseguir una variedad de pasiones, ayudar a mi familia y hacer algo bueno para la humanidad", señaló el nuevo millonario.

Los funcionarios de la lotería informaron que la cantidad será desembolsada a un fideicomiso que tiene a Missler como miembro administrador.

"Si hay algo que he aprendido hasta ahora en mi corto tiempo en esta tierra es que aquellos que mantienen una mentalidad positiva y se mantienen fieles a sí mismos son recompensados",  manifestó el ganador a través de una declaración difundida por su abogado.

Missler, que adquirió cinco billetes, uno de ellos con la combinación ganadora -28, 30, 39, 59, 70- tuvo un presentimiento la noche en que se dieron a conocer los números con el premio, de acuerdo con la Lotería de Florida.

Tras constatar que se llevó el gordo llamó a su hermano para contarle la noticia y a la mañana siguiente hizo lo mismo con su padre, "frente a una taza de café", según informó la entidad.