Luego de más de dos meses de cuarentena en España, Ismael Fernández y su burra mestiza Baldomera volvieron a estar juntos en El Borge, un pueblito de Málaga. El mundo se emocionó al ser testigo del reencuentro a través de un video que ya cuenta con más de 50 millones de reproducciones. La fama del animal es tal que ya cuenta con su propia línea de merchandising.

Fernández subió el emocionante momento en sus redes, sin saber el impacto que causaría en sus seguidores, quienes compartieron la historia hasta que llegó a cada rincón del planeta. "Lo publiqué en privado en Facebook, hasta que una amiga me pidió que lo pusiera en público, y fue entonces cuando explotó", contó.

Después de más de un mes, el video sigue acumulando visualizaciones, lo que despertó el interés de varias empresas por obtener los derechos de imagen. Incluso, la foto de la burra ya aparece en tazas y remeras. El merchandising de la "influencer" mestiza es promocionado y comercializado a través de su cuenta personal.

Tal fue el éxito que el animal tuvo que contratar un abogado. "Es la clienta más cumplidora que he tenido en el pago de sus obligaciones con Hacienda. Que nadie piense que Baldomera va a evadir los impuestos", aseguró Javier García León. Según trascendió, Baldomera firmó un contrato con Caters Media Group, pero se estaría renegociando el traspaso de los derechos con el conglomerado del magnate Rupert Murdoch para convertirse en protagonista de un documental.

Sin embargo, Fernández aclaró que no tiene ningún contrato millonario con una agencia de publicidad, sino "un acuerdo con una agencia de distribución de contenido". "No permitiría que ningún tipo de contrato implicase a Baldomera. Cualquier oferta que llegue es sobre el video. Baldomera no se toca", sostuvo.

El reencuentro

Fernández ansiaba tanto estar con su burra Baldomera que el primer día en que tuvo permitido viajar se levantó a las 5 de la mañana para ir desde su piso en el centro de Málaga hasta la casa en el campo de El Borge. Al ver a Baldomera tras los meses de confinamiento, sacó el celular para eternizar el momento: "No era la primera vez que hacía un video de mi burra. Los del pueblo ya la conocían".

El pasado 25 de mayo, Baldomera cumplió dos años en la familia. "Hace 20 años nos mudamos a Torremolinos, donde mi padre empezó a trabajar de taxista. Su sueño era comprarse una burra y volver al campo cuando se jubilara, y llegado ese día, mi hermano y yo no podríamos hacerle otro regalo que no fuera Baldomera", concluyó Fernández.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos