Los residentes de un pueblo indio cercano a Nueva Delhi quedaron desconcertados por una gran bola de hielo que cayó del cielo y que dejó un agujero de varios centímetros de profundidad en un campo de trigo. 

El supuesto meteorito cayó en la aldea de Fazilpur Badli, donde se reunió un grupo de personas para determinar la naturaleza del objeto.

Equipos del Departamento de Meteorología de la India (IMD) y de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), determinaron que el objeto, que comenzó a derretirse después de unas horas, tenía un origen mucho menos extraño de lo que creían. 

El objeto no era ni más ni menos que excrementos humanos mezclados con desinfectantes líquidos procedentes de un avión. Sin embargo, la explicación no convenció a algunos habitantes de la aldea que, convencidos de que era algo de otro mundo, decidieron llevarse muestras a casa. 

"A primera vista, parecen despercidios de un avión. Aun así, los hemos enviado al laboratorio forense en Bondshi para un examen ", comentó un funcionario de alto rango de Gurgaon, Vivek Kalia

La mayoría de los aviones modernos usan un sistema que absorbe los desechos humanos en un tanque séptico que se desecha al aterrizar. Pero los sistemas más antiguos de eliminación de residuos utilizan un líquido azul que empuja los desechos hacia abajo y a veces pueden producirse filtraciones que provoquen la caída de tan desagradable sorpresa, según informó India Times a partir de información recopilada por RT.