Momento en el que el peatón cruza sin mirar y desata el accidente.