Los dueños de un pub en la ciudad británica de Canterbury aseguran que los sensores de movimiento del lugar han captado cosas que se mueven en la oscuridad de la noche, provocando sospechas de que el establecimiento podría estar embrujado.

Los videos de extraños sucesos en el pub The Tyler's Kiln han dejado al personal y a los clientes habituales con un poco de temor. Los empleados han informado sobre sombras que pasan por las puertas, vasos que caen de los estantes y luces que se encienden misteriosamente. La cantidad de incidentes es tal, que un grupo de investigación paranormal llevará a cabo una inspección en el bar.

El propietario, Allister Collins, armó un video utilizando clips de las cámaras de seguridad del lugar durante un período de dos meses desde el pasado 4 de agosto. En la grabación se ve cómo se mueven misteriosamente las sillas, se abren las puertas del salón y una sombrilla se despliega sola. Collins asegura que siempre escuchó historias acerca de que su pub estaba embrujado. Además, el dueño de The Tyler's Kiln se sintió abrumado por el interés causado por el video, que fue publicado en la página del bar en Facebook. "Ha sido bastante sorprendente la cantidad de reacciones que hubo".