Una multitud la detuvo y llamó al 911.

Una mujer fue detenida por vecinos de la localidad paraguaya de Alto Paraná, por sujetar la cola de un perro muerto a su auto y arrastrarlo por la calle para llegar al lugar donde el cuerpo del animal sería enterrado. 

Al ver la situación, un grupo de personas la acorraló, llamaron al 911 y la increparon para que cesara su actitud. La mujer detuvo su vehículo, explicó que el animal ya estaba muerto y que lo llevaba para enterrarlo. Sin embargo, su justificación les pareció una atrocidad. 

María Galeano, su hermana, publicó en Facebook que el perro había sido tirado en el patio de su casa y que intentaron salvarlo pero, ya no había esperanzas. Además, argumentó que viven solas y no tenían fuerzas para enterrarlo en el lugar.