Un grave accidente involucró a un león y un tigre en la provincia china de Henan. Ellos estaban enjaulados en un remolque donde estaba previsto que se brindara un show pero el encargado decidió alimentarlos previamente.

El león tomó la comida y se alejó, pero el tigre mordió su mano derecha y comenzó a tirar hacia adentro de la jaula. Los testigos intentaron asistirlo pero lograron liberarlo luego de varios minutos cuando con una vara le pegaron en la cabeza al animal.

El hombre fue llevado al hospital de urgencia tras el desmayo que le provocó semejante sufrimiento.