Algunos podrían decir que fue un evento desafortunado, si apelaran a una frase políticamente correcta. Pero los más virulentos se burlarán durante días, o incluso meses. 
 
En medio del desarrollo de la CES de Las Vegas, se produjo un apagón gigantesco que generó que miles de personas se autoevacuaran del lugar, por no poder presenciar las maravillas tecnológicas que serían expuestas. 
 
La repercusión que tuvo el incidente en las redes sociales generó que se volviera viral en muy pocos minutos.