El caso del bangladesí, llamado Abul Bajandar, fue conocido a nivel internacional debido a que sufre epidermodisplasia verruciforme, una extraña enfermedad genética que le genera grandes verrugas en sus manos y pies. A pesar de las diversas operaciones, las mismas siguen apareciendo y el dolor es tan intenso que el joven de 28 años pidió que le amputen las las manos.

El hombre y su madre, que apoya la decisión de amputarle las manos.

En 2016, el joven fue ingresado por primera vez en el hospital de Bangladés y a partir de ese momento se difundió su caso. Debido al aspecto de sus manos y pies, fue denominado el "hombre-árbol". Luego de 25 operaciones, tuvo varias caídas y este lunes pidió terminar de manera definitiva con el sufrimiento.

Abul tuvo que ser operado 25 veces.

LEÉ TAMBIÉN: Sin consuelo: el "hombre árbol" volvió a florecer

Según lo que informaron los médicos del hospital universitario de Daca, Bajandar ya se encontraba curado, pero en enero de este año volvió a ser ingresado y desde ese momento se encuentra internado en el centro de salud. 

"Ya no soporto el dolor. No puedo dormir por la noche. He pedido a los médicos que me corten las manos para tener al menos un respiro", reclamó. Un procedimiento que apoya su madre, Amina Bibi: "Al menos será liberado del dolor. Es un infierno".

Sus manos y sus pies están llenos de impresionantes verrugas en forma de corteza.

Abul Bajandar también tiene verrugas en los pies, pero éstas están menos extendidas. Además, reveló que había pedido ser tratado en el extranjero, pero no dispone del dinero para cubrir los gastos.

LEÉ TAMBIÉN: El "Hombre Árbol" tiene nuevas "ramas"

Samanta Lal Sena, cirujana plástica jefa del hospital de Daca, donde el paciente es atendido gratuitamente, indicó que una comisión de siete médicos se reunirá el martes para discutir su caso. "Ha dado su opinión personal. Pero nosotros decidiremos la mejor solución para él", señaló.

Debido al aspecto de sus manos y pies, fue denominado el hombre-árbol.

La clínica trató igualmente en 2017 a una niña bangladesí que sufría la misma enfermedad. Aunque sus excrecencias fueron retiradas, éstas volvieron a aparecer después en mayor número. Su familia puso fin al tratamiento y se la llevó de regreso a su pueblo.

LEÉ TAMBIÉN: Hospitalizan a la primera "Nena Árbol" latina

Ver más productos

San Juan de Capistrano

La Iglesia recuerda a San Juan de Capistrano

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos