Las historias de tickets con recargos increíbles son habituales en las redes sociales. Lo más común es que estos hechos se produzcan en restaurantes, pero también suceden, con menos frecuencia, en las consultas médicas

Una mujer dio a conocer en Twitter que un doctor le cobró a su hermana 40 dólares ($4.720) por un motivo insólito: lloró durante la consulta.

Ocurrió en enero, pero se volvió viral el pasado martes cuando Camille Johnson, cuyo nombre de perfil e. @OffbeatLook, a través de un hilo denunció el cargo extra que un médico le hizo a su hermana por "recibir asistencia", simplemente por soltar unas cuantas lágrimas.

"Mi hermana pequeña ha estado luchando mucho últimamente con un problema de salud y finalmente pudo ver a un médico. Le cobraron 40 dólares por llorar", dice la publicación, que causó furor: obtuvo 58 mil "retuits" y ya superó los 558 mil "Me Gusta".

Otra de las cosas que destacó la tuitera fue que a su hermana se le cobró más por calmar el ‘llanto inconsolable’ que por algunas prueba como un examen de la vista, una prueba de hemoglobina y una extracción de sangre

El servicio del doctor se detalló en la factura como "Asistencia de Comportamiento Emocional". "Ella tiene una enfermedad rara, por lo que ha estado luchando mucho para encontrar atención. Se emocionó porque se siente frustrada e impotente. Un desgarro y le cobraron $40 sin explicar por qué está llorando, tratando de ayudar, haciendo ninguna evaluación, ninguna receta, nada", completó.

Además, la joven acompañó el posteo con una foto de la factura donde resaltó el pago que debe realizar por llorar frente al doctor.

El tuit provocó un intenso debate en la red social: algunos señalaron al abusivo sistema de salud privada de Estados Unidos que cobra a los pacientes por cualquier cosa. Otros, por su parte, argumentaron que si no se le había efectuado ningún tipo de evaluación emocional y que solo fue por llorar frente al médico, podía reclamar por esa factura.

También hubo quien catalogó el cobro del doctor como algo “penoso” y “lamentable”, que únicamente mostraba la falta de empatía emocional del profesional.

Aunque también hubo quien pregunto si eso era real o se trataba de una publicación falsa, ya que se les resultaba increíble que hubiera alguien sin escrúpulos que cobrara porque alguien sufre.

La factura médica con el recargo por la "asistencia emocional".