La sudrafricana Noxolo Ntusi, científica de un laboratorio médico del Centro Nacional de Salud, no recomienda hacer lo que ella hizo. Y aclara que no fue muy inteligente y que pudo perder la vida. 

Este joven sudafricana prefirió morir antes que perder su tesis doctoral de la cual, según ella, "dependía el futuro de su vida".