Un inmenso reptil de unos 45 kilos merodea desde hace varios días por el patio trasero de la familia Lieberman, en la localidad de Davie, en Florida, Estados Unidos, y ni aun los tramperos profesionales consiguen atraparlo, informó The Daily Beast.

Zachary Lieberman dijo que su esposa fue la primera en notar la presencia del saurio, que rondaba la plataforma de la piscina. Ella misma lo grabó en video y llamó a las autoridades para solicitar su ayuda.

"Es del tamaño de un bebé cocodrilo y, aun así, le tendría menos miedo a un cocodrilo que a él", dijo Lieberman.

A lo largo de casi cinco días, personal especializado del Florida Fish and Wildlife Conservation, junto con tramperos profesionales locales y perros de caza, han intentado sin éxito atrapar al lagarto.

Los expertos advierten que estos reptiles, que provienen del sur y sudeste de Asia, son agresivos y pueden morder, especialmente a niños pequeños. Si bien no son venenosos, sus fauces están llenas de bacterias.

"Desde el momento en que 'eso' apareció en nuestro patio trasero, mi esposa tiene miedo de ir a la piscina", dijo Zachary Lieberman. "Ese animal puede salir de los arbustos y comerse a nuestros niños pequeños. Simplemente queremos que salga de nuestro entorno, para que podamos regresar a nuestras vidas", agregó.