El escandaloso hecho ocurrió el 3 de septiembre en el inicio del año escolar en un jardín de infantes de Shenzhen, una ciudad al sur de China .

La directora del establecimiento organizó un espectáculo de diferentes danzas e incluyó, para sorpresa de todos, un show de "baile del caño".

"El objetivo era lograr que los niños aprendieran más sobre la diversidad de estilos de baile", afirmó a medios locales Lai Rong, la directora

"Los niños son muy sencillos, estaba segura de que no encontrarían nada demasiado complicado en eso", señaló Lai.

"Simplemente pensarían que es increíble que alguien pueda volar así en una barra", destacó la mujer.

No obstante, los padres no tomaron bien la iniciativa. "¿Quién pensaría que podía ser esa una buena idea?", escribió Michael Standaert, uno de lo padres presentes en el espectáculo.

"Estamos tratando de sacar a los niños de la escuela y recuperar la matrícula que pagamos", añadió.

En China esas ceremonias escolares suelen ser bastante solemnes, por eso los medios de comunicación estallaron con demandas de explicación.

Eso sin importar que en el propio video los niños no parecieran estar impresionados por el espectáculo.

El Buró de Educación del distrito Bao'an, al que esta adscrito el jardín de infancia, pidió que la Sra. Lai fuera despedida.

"Toda mi carrera en educación fue destruida por este único evento, de solo cinco minutos de actuación. La Internet es demasiado poderoso", dijo.

Ella, por su parte, afirmó que sus intenciones habían sido malentendidas y expresó su pesar por lo sucedido.