En una casa de Clearwater, estado de Florida, Estados Unidos, un cocodrilo de 3,5 metros de largo rompió una ventana de la propiedad, en medio de la madrugada e ingresó a uno de los ambientes del inmueble.

Tras el susto, Mary Wischhusen, dueña de la vivienda recordó a los medios locales que descubrió al portentoso animal cuando eran "alrededor de las 3:30 de la mañana".

Según indicó, se despertó cuando escuchó un "estruendo enorme y monstruoso como si todo el techo estuviera cayendo". Por este motivo: "Me dirigí a la cocina y cuando llegué a la puerta tenía a esa hermosa cara mirándome como si perteneciera allí".

Todo pasó en cuestión de segundo y hasta llegar a la cocina, el cocodrilo derribó varios muebles al tiempo que "rayó" algunas paredes.

Así fue capturado el cocodrilo. (myclearwaterPD)



Debido a que no pudo retirarlo por sus propios medios, la mujer llamó al número de emergencia con animales. De esta manera, el animal fue retirado por cazadores y la Policía, quienes luego publicaron fotos y un video en sus respectivas redes sociales.

Por último, las autoridades precisaron que el líquido rojo que se ve en las imágenes no es sangre, sino vino, ya que el animal derribó varias botellas durante su captura.

La policía y rescatistas especialistas en animales se encargaron del cocodrilo. (myclearwaterPD)