La presentadora de televisión, Adriana Abenia,  pasó un momento de vergüenza en la alfombra roja de los Premios GQ Hombres del Año 2016, celebrada en Madrid.

La joven lucía un atrevido vestido que, con un prominente escote y muchas transparencias, le jugo una mala pasada cuando posaba para las fotos. La actriz española se llevó un gran sobresalto cuando vio que tenía un pecho completamente fuera del vestido.