Tristemente en las siguientes imágenes se puede ver como el dueño del equino obliga a su caballo a respirar un cigarrillo por sus fosas nasales, tras obstruirlas, y este muestra un rechazo inmediato en clara evidencia al daño que le hace.