Dos leones machos de la reserva Masai Mara, en el sur de Kenia, fueron fotografiados mientras copulaban, por lo que un funcionario del gobierno afirmó que deben ser sometidos a terapia.

La polémica fue desatada por Ezekiel Mutua, director ejecutivo del ente gubernamental que se encarga de censurar películas. “Nosotros no regulamos la conducta animal, pero es la primera vez y es interesante oír que dos leones machos están enamorados”, dijo, y agregó que “habría que hacer algunas investigaciones” para confirmar que se trate de ejemplares machos, algo que podrían confirmar sus extensas melenas.

Además, reiteró una de sus posturas más polémicas: la homosexualidad es una “fuerza demoníaca”. Pero no se quedó ahí, ya que esta vez agregó que los demonios “también poseen a los animales”. “Deberíamos aislar a esos locos animales gays y estudiarlos porque no es normal”, concluyó.