Una llamativa escultura sorprendió a la montañista y bloguera Marika Roth, en la cumbre de la montaña Ötscher, en los Alpes austríacos y decidió fotografiarlo.

Todavía nadie sabe de qué se trata la escultura ni quien la colocó en la cumbre, pero Roth puso en su facebook: "Parece que el Ötscher tiene una nueva mascota".

Los responsables del parque natural confirmaron que la escultura es real y que no se trata de un montaje con Photoshop. Sin embargo, dijeron que no tienen conocimiento sobre quién puede haber sido el autor.

Lo peculiar es pensar como hicieron para transportarlo hasta la cima de esa montaña de 1,893 metros de altura. Por lo que ya se cree que lo esculpieron en ese lugar y lo colocaron.

"Parece que el Ötscher tiene una nueva mascota", escribió Marika Roth