Ser primerizo en un trabajo es sinónimo de errores involuntarios, que luego, con el tiempo y la experiencia laboral, uno los va quitando. Cuando el error se trata de una mala contabilización de dinero, la situación puede ser un poco compleja que si cometemos otro tipo de falta menor, ya que nuestros jefes nos pueden tildar de ladrones y quedarnos sin trabajo.

Sin embargo, hay jefes más comprensivos y que, con conocernos lo suficiente, saben que jamás seríamos capaces de tal acción. En ese sentido, una usuaria de Twitter publicó un posteo viral en el que contó que había hecho mal el cierre de la caja del local en donde realiza su labor y que la jefa, lejos de reprenderla, le dijo algo que hasta el momento no sabe si fue mejor o peor de si la hubiera retado.

La usuaria @BritneyStress fue quien escribió el tuit viral, que rápidamente llegó a los 285 mil "me gusta", 2700 tuits citados y 9200 retuits. La mujer compartió su anécdota y no pudo dejar de pensar en si lo que le había dicho su emperadora era un cumplido o en realidad se trataba de un insulto a su falta de concentración.

"Hoy me dejaron a cargo del local a mí sola. Al cierre faltaba plata porque hice un descuento que no iba y medio que me puse mal y mi hermosa jefa me dijo: 'Luchi quédate tranquila, yo sé que si falta plata es porque sos burra no ladrona'", escribió la joven que vive en Santa Fe.

Los comentarios en Twitter

 

Los usuarios de las redes sociales no dejaron pasar la oportunidad para escribir sus comentarios. Entre las opiniones más destacadas se encuentran: "Qué le costaba a mi primera jefa ser así jajaja que me descontaba todo"; "¿Pero es una historia feliz o triste? No entendí; "Literalmente yo desde q me dejaron a cargo del restaurante"; “Los beneficios de la ignorancia”; “Bol… pero honesta”.

Incluso algunos usuarios se animaron a contar sus experiencias personales: "A mí me decían que era lentísima, que estaba ahí porque no les quedaba otra. Luego me acusaron de robar ojo una tijera (cuando cerraba la caja por más de 60k y nunca faltó un peso) y me echaron... Luego me enteré que fue para meter al pibe que se sacudió a la hija del jefe".

"Tenía re miedo de que en mi nuevo laburo me falte plata en el cierre de caja y mi jefe dijo que me quede tranquila, que a una de las secretarias anteriores la caja le cerró 1 vez en casi diez años, y están absolutamente seguros que nunca robo nada, sino que era una colgada", contó otra usuaria, junto a las miles de personas que se sintieron identificadas por esta situación, tanto desde el punto de vista de la jefa, como del de la empleada.

Una mujer contó que aparentemente su jefe era el que la estaba estafando, al controlar él los cierres de caja y siempre notar algún faltante que, según los cálculos de la empleada, era inexistente. “El año pasado me llegaron a faltar 3000 cuando empecé a trabajar, súper raro. Porque ladrona no soy. Igual lo pagué con horas extras. Desconfío de mi jefe, que me dice que falta cuando él cierra caja para descontarme. Ahora controlo siempre. Y anoto todo”, relató.

¿Cómo hacer un cierre de caja sin cometer errores?

 

Para hacer correctamente un cierre de caja existen algunos consejos útiles que pueden evitarnos malas experiencias con nuestros jefes. 

Verificar la cantidad de dinero al comienzo de la jornada.

No sacar dinero en efectivo de la caja para saldar cuentas. Tomar el dinero de otra fuente que no sea la caja.

Registrar las actividades del día

Ingresar la fecha y las horas de inicio y fin cierre.

Registrar las cantidades de billetes y monedas que hay en caja.

Ingresar los equivalentes en efectivo u otros documentos, de ser necesario.

Adjuntar los números de los comprobantes que respaldan los ingresos y egresos del día.

Comprobar la validez del resumen y hacer las observaciones pertinentes.