Bajo el título de "Mamá paranormal", el video generó gran controversia por los extraños movimientos que hace la mujer, al punto de que la protagonista tuvo que aclarar que fue lo que sucedió.

Tirada sobre el suelo en el cuarto de su bebé, la madre comienza a desplazarse debajo de la cuna como si estuviera poseída.

Caryn Morris, oriunda de Sudáfrica, explicó que "no se trataba de ninguna posesión demoníaca" sino de una silenciosa técnica para salir de la habitación sin despertar al bebé.