Una nueva extraña tendencia está llevando a jóvenes estadounidense a someterse en un dañino desafío viral llamado "Hot water challenge" (Reto del agua caliente). El mismo consiste en tomar o lanzar agua hirviendo y grabarlo para compartir el video en redes sociales.

Algunos prefieren hacerlo en primera persona y otros, a modo de broma, eligen alguna víctima desprevenida para lanzarle el líquido en su punto de hervor.

Lo más llamativo del contemporáneo fenómeno es que se está cobrando víctimas con daños graves o irreparables. 

El caso más resonante es el de una niña de 8 años del estado Florida, quien falleció luego de ingerir agua hirviendo después de que lo había hecho su primo, informó la revista Time. La pequeña lesionó gravemente su traquea y esto le terminó provocando la muerte.