El papá de un nene de 6 años que debutó como arquero en un partido de fútbol infantil empujó a su hijo en el momento en que un rival se dirigía al arco y disparaba. De modo que el pequeño cayó al césped y logró detener el remate con su cuerpo.

El encuentro se disputaba en el condado de Ceredigion, Gales, Reino Unido. Y si bien logró detener el primer remate, un segundo jugador rival llegó para concretar el gol.

"Solo intenté guiarlo para que el nene prestara atención al juego pero se volteó y se tropezó con su propio pie", explicó Phil Hatfield, el padre de Osian el pequeño portero.

El video fue publicado y se volvió viral con la suma de 16 millones de reproducciones en Twitter.

La jugada