Se dice que los sueldos de un mozo, barman u otro oficio que se desempeña en un bar o restaurante no suelen ser muy altos, y que los mismos se compensan con las propinas que se reciben por la atención a los clientes.

Lo cierto, es que en México, la Profeco (Procuraduria Federal de Consumidor) respalda que la propina no es obligatoria ni en bares ni en restaurantes, así que el cliente puede inconformarse en caso de que quien lo atienda, exija una recompensa por liberar su cuenta al finalizar el consumo o si se decide cargarla en automático.

 

Muchos consideran que la propina es cuestión de educación y que se trata de premiar a los empleados por un buen servicio, otros reclaman que los restaurantes deberían cubrir los salarios justos para que el comensal no tenga que asumir esa obligación de los empleadores. Pero no solo es, también la cantidad destinada genera un debate, hay quiénes dejan el 10 % del total, quienes destinan el 15 % y los que dejan las monedas.

Una joven mesera que trabaja en México, en un restaurante de comida tradicional, se volvió viral por mostrar cuánto gana en propinas dependiendo del día de la semana. La usuaria @daniaasataray publico en varios clips que reunió 547 pesos el lunes, 578 el jueves y 638 en domingo, cuando el consumo aumenta.

La joven escrachó la situación en las redes sociales (TikTok).

Como suele suceder en estos casos, la discusión inició en la zona de comentarios: "siempre los clientes que pagan más son los que dejan mejor propina", escribió un usuario y Dania respondió: "Yo diría que los que pagan menos son los que más dejan". Otro le preguntó si gana bien, independiente de los que dejan los comensales, y ella respondió que es feo depender de las propinas, lo que deja ver que seguramente el sueldo que recibe no es suficiente para cubrir los gastos.

A diferencia de las propinas pequeñas en México, un usuario contó que en Estados Unidos suelen reunir 400 y 600 dólares en un día normal de trabajo. Aunque varios se sorprendieron, él contó que vivir allá es más costoso: "casi todo está muy caro, como la renta, la luz, y cosas similares, y en restaurantes de cuatro estrellas hay meseros que dejan hasta más". Al respecto, un seguidor comentó que en ese país acostumbra dejar entre el 15 y 20 por ciento, solo destinan el 10 por ciento cuando es un mal servicio.

 

Las distintas dinámicas de trabajo quedaron exhibidas en los comentarios, Algunos se quejaron de que a veces las propinas se dividen entre todos los meseros y eso reduce la cantidad que se llevan a casa al final del día.

La joven mesera dijo que no es el caso, pero sí entrega una parte de sus ganancias al equipo de cocina y a los encargados de las bebidas y "ya de ahí cada quien se queda con lo que saca". Un hecho que consideraron injusto, pero no todos fueron comentarios malos, también expusieron casos positivos con ganancias de hasta 1.500 pesos en un fin de semana.

 

Ver comentarios