Una cámara de vigilancia del municipio de  Tabuleiro, en  Brasil, captó el preciso instante en que un hombre se enfrentó a dos ladrones cuando se dio cuenta de que las armas que portaban eran de juguete. 

La escena arranca cuando un par de sujetos a bordo de una moto se acercaron a un trabajador que está por abrir la puerta trasera de un camión de carga. El hombre estaba resignado a entregar sus pertenencias a los malhechores, pero todo cambió cuando se dio cuenta de que las armas que tenían eran de plástico.

Sin pensarlo dos veces, el conductor del camión se abalanzó sobre uno de ellos y comenzó a darle piñas y patadas. Viendo que la situación se salía de control, el hampón que estaba en la moto emprendió la marcha para huir, pero fue derribado de una sorprendente patada voladora.

Aunque los delincuentes no fueron capturados, igual se llevaron un gran susto al toparse con un valiente hombre que se no amilanó pese a estar en inferioridad numérica respecto de sus adversarios.