Las cámaras de seguridad registraron a una joven de 18 años que agonizó de dolor y suplicó por ayuda después de un ataque con ácido en un colectivo de Londres, Reino Unido.

En el video se puede observar cómo la mujer, retorciéndose, trata de aliviar el dolor con una botella de agua en un local cercano a la parada del colectivo.

Increíblemente, los transeúntes pasan tranquilamente sin hacerle caso. Sólo le prestaron atención cuando la chica cayó gritando: "¡Socorro, estoy ardiendo!".

La joven contó a uno de los testigos que alguien le tiró acido en la boca. "Ella gritó y claramente sufría un dolor extremo. Tomó una botella de agua de la heladera y se la tiró en la boca y en la cara. Dijo: '¡Alguien me dio ácido! ¡Alguien lo puso en mi boca! ¡Está en mi boca!'", comentó a los medios locales.

La mujer fue llevada a un hospital de inmediato, pero, según los médicos, no sufrió quemaduras graves y su vida no corre peligro.

De acuerdo con la Policía, una mujer fue la agresora y el ataque no fue realizado al azar, sino que la víctima fue elegida con antelación.

Así agonizó la mujer