El asesino fue captado por la cámara instalada en un auto que pasaba por la zona en el momento del ataque a una de las víctimas. El incidente ocurrió en Kedrovka, región de los Urales.

De acuerdo con el informe, el asesino, un hombre de unos 40 años que sufría una enfermedad mental, entró a un local de la zona y apuñaló fatalmente a una mujer.

Uno de los testigos del crimen, dijo: "Le sacó un ojo con el cuchillo; a la primera [víctima] le arrancó el cuero cabelludo, le cortó un pecho y el vientre".

El cuerpo de la segunda víctima fue encontrado con un ojo arrancado a 8 metros del primer cadáver. Se trata de una mujer que estaba en el mismo lugar y que intentó huir pero el asesino la persiguió.

El atacante fue esposado y poco después experimentó un ataque epiléptico, dijo la Policía. Murió en el lugar antes de que llegara la ambulancia.