El hombre cuenta con un récord de 12 victorias y 2 derrotas. (Captura)

El luchador profesional estadounidense, Richard Abraham, quien cuenta con un récord de 12 victorias y 2 derrotas, quiso invitar a su hija de 8 años al mundo de las peleas y la invitó a entrenar con él. Todo comenzó como un juego pero, el hombre terminó propinándole una patada a la nena.

La nena insistió a su padre que la patee y, después de negarse en varias ocasiones, decidió hacerlo. El golpe fue directo a las piernas de la nena, quien terminó tendida en el colchón de entrenamiento. A pesar de recibir el golpe y sufrir una caída, la pequeña luchadora se levantó y comenzó a reír.