Ocurrió en su cumpleaños número 11.

Una nena terminó envuelta en llamas mientras le cantaban "cumpleaños feliz". La menor de 11 años se acercó a la torta a soplar las velitas y los invitados la rociaron con serpentina, altamente inflamable, y terminó prendida fuego. El hecho ocurrió en Tucumán.

Los familiares reaccionaron para ayudar a la pequeña pero las llamas se expandieron muy rápido por el largo cabello de la nena y terminó convertida en una bola de fuego. Se desconoce la gravedad de las heridas que sufrió. Uno de los testigos del hecho publicó en YouTube el video que terminó viralizandose en pocos días.