En febrero las calles de Argentina y Uruguay se llenan de corsos que visten de ritmo y color los días a pesar del calor. 

En Colonia del Sacramento, Uruguay, un notero le hizo pasar un muy mal momento a una de las bailarinas que disfrutaba al ritmo de la comparsa. "Está embarazada e igual baila", comienza diciéndole a sus compañeros que estaban en el piso. 

"Va a salir bailando candombe. Parimos carnaval, parimos candombe", le dice el notero a la mujer buscando complicidad. Alejandra, que no entendió a lo que se refería, le contestó afirmativamente. El tenso momento fue cuando el periodista le preguntó de cuántos meses estaba. Sorprendida, la bailarina respondió: “No estoy embarazada, es gordura. No llegué a tiempo a hacer los abdominales".