El hecho ocurrió en la localidad de Fall City. (Captura)

Una familia estadounidense encontró dos osos jugando a la pelota en el jardín de su casa y no dudaron en filmar el insólito momento. Estos animales, muy comunes en Washington, no sólo irrumpieron en el inmueble sino que usaron los juguetes del lugar y, cuando se cansaron, se fueron pacíficamente.