Indonesia es conocida por sus playas, su potente acividad sísimica, sus volcanes y por ser productores del "Durian", la fruta más apestosa del mundo.

En la última semana, una nueva variedad llamada "J-Queen" está en boca de todos y no por su sabor, sino por su precio. Se comercializa hasta 1000 dólares por unidad.

Esta llamativa versión es una especie de árbol perteneciente a la familia Malvaceae y se vende en un centro comercial de la ciudad de Tasikmalaya a unos 14 millones de rupias, cuando en realidad el salario medio en el paíes es de aproximadamente 3,94 millones.

Aka, un estudiante de psicología indonesio de 32 años, dice haberla cultivado. Según manifiesta, los frutos crecen una vez cada tres años y tienen sabor a "mantequilla de maní"

Las "J-Queen" se exhiben en cajas transparentes sobre satén rojo y adornadas con flores falsas en un centro comercial, en Java Occidental, a un precio de 14 millones de rupias, cuando el salario mensual promedio en el país es de aproximadamente 3,94 millones, según datos del Ministerio de Trabajo.