Lo atiende hace dos años.

Una madre vivió un emocionante momento en una peluquería en Canadá y compartió la imagen en las redes sociales. La mujer llevó a su pequeño hijo Wyatt de 7 años a cortarse el pelo.

El niño sufre de autismo, por lo que el estilista, Francis Jacob, decidió tirarse al piso para hacer su trabajo ya que no le gusta estar sentado en la silla.

Se tira al piso para que se sienta más cómodo.

Según explicó la madre en una entrevista, Francis atiende al pequeño desde hace poco más de dos años. "No le gusta estar sentado en la silla. A veces le corto el pelo parado, otro sentado, o en el regazo de su mamá y a veces también en el piso", relató el peluquero y agregó: "Lo único que quiero es que Wyatt esté lo más cómodo posible"

El pequeño confía en él. 

Su mamá Fauve Lafreniere aseguró que fue una bendición encontrar a Francis: "Antes, era una misión imposible cortarle el pelo al pequeño. Es un héroe de todos los días. Es fantástico, cuando llegamos a la peluquería recibe a Wyatt como a un amigo y el chiquito está fascinado. Hace todo lo posible para que esté cómodo. No creía que fuera posible antes de encontrar este lugar".