Los padres de la mujer fallecida.

Miwa Sado falleció en junio de 2013 tras cubrir las elecciones de la asamblea de la ciudad de Tokio. La periodista, sufrió una insuficiencia cardíaca luego de trabajar 159 horas extras en menos de un mes. El medio en el cual trabajaba, admitió las causas recién esta semana. 

El presidente del diario Ryoichi lamentó haber perdido a una excelente periodista y manifestó no tomarse en serio el hecho que se haya encontrado vínculo entre el fallecimiento y el trabajo. 

En el país, decenas de personas mueren por accidentes vasculares cerebrales, de crisis cardíacas o se suicidan bajo el efecto del estrés en el mundo laboral. Además, es conocido por su cultura de trabajo y salario e incluso, hay una palabra japonesa para trabajar hasta la muerte: karoshi.