Un joven paseó a su chihuahua Rita como todos los días por el parque en Texas, Estados Unidos, pero al volver a su casa, su perrita estaba distinta.

El pequeño can se comió algo tirado en el piso, que resultó ser marihuana. Media hora después del paseo, su dueño Seth Mersing notó que su mascota de tres años había perdido el conocimiento.

Inmediatamente la llevó al veterinario, donde le hicieron pruebas de orina que indicaron que había consumido marihuana. 

Los médicos le realizaron una desintoxicación y mejoró rápidamente. Luego de que pasó el mal momento, su dueño compartió en las redes sociales un video donde se ve a Rita completamente ida.