Cuando uno realiza una compra por internet, en general sabe que algunas cosas pueden no ser lo que parecen. Más aún, cuando los productos están acompañados de imágenes, las mismas deben ser tomadas “con pinzas” porque, muchas veces, son simplemente estrategias de venta que utilizan las empresas para que los productos se vean más estéticos, representándolos de una manera poco real.

Es ahí cuando en los consumidores se activa la famosa expectativa/realidad. En general, si es una persona que acostumbra a comprar por internet, es probable que sepa que siempre hay algún trecho de distancia entre ambos. Pero, cuando es demasiada, lo correcto es reclamar porque se trata de una estafa al consumidor, o llamada publicidad engañosa, reglamentado por la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor.

 

Algo así le sucedió a un usuario de Twitter, quien lleno de rabia e impotencia decidió escrachar a una famosa empresa de delivery por haberlo engañado con una imagen de una milanesa.

"Lo que pedí/lo que llegó", tituló @GGMATU el post, texto acompañado por dos imágenes: a la izquierda puede verse una milanesa llamada por el propio local de comidas como “descomunal”, que prometía una milanesa de carne con cheddar, panceta, huevo y salsa barbacoa con guarnición a elección.

En la foto, el plato se ve prácticamente perfecto, generoso y completamente tentador. Como segunda foto, el usuario publicó la “realidad”: una milanesa regular, con un pedazo de huevo frito incompleto, un par de cubos de lo que aparenta ser panceta, acompañado por unas pálidas papas fritas, todo en un envase de plástico poco estético, para completar el patético panorama.

El post de @GGMATU obtuvo más de 66 mil “me gusta” y 1000 comentarios con usuarios contando situaciones similares, reclamándole su falta de iniciativa para cocinar y un sinfín de opiniones: “Con 1000 te compras un kilo de milanesas y comes una semana si sos soltero/a, como la gente es vaga y no les gusta cocinar está llenos de pseudos gastronómicos, existen por ustedes”. “Jamás se come milanesa comprada de carne ! A lo sumo de pollo, menos aún asado! La milanga de carne y el asado hacelos vos papá!!”, comentaron algunos usuarios, indignados.

Hubo otros que describieron a la perfección lo que recibió el joven: “No sé qué me da más tristeza, si la milanesa refritada, las papas crudas, la panceta en cubitos que parece mortadela, el tercio de huevo. Sí, me da más tristeza el tercio de huevo porque además de ratoneada ya es mala leche. “Las papas congeladas, la milanesa re mil fritada, el huevo mordido, la panceta cruda, y encima ni hay rastros del cheddar ni la barbacoa”.

Además, algunos internautas sacaron conjeturas: “Más allá de que se ve espantoso todo, qué le pasó al huevo? O sea ni siquiera está entero. Al repartidor le picó el bagre en el camino??”. “Jajajaa ni fritaron la panceta y las papas las sacaron congeladas de la bolsa y las tiraron en la bandeja jajajaja qué hdp”, escribieron.

Otros fueron más allá: “Los quiero presos”. “Veo esa milanesa y me dan ganas de llorar, no se te ocurrió, no sé, denunciarlos?”. “Aparte como vas a jugar así con el amor por la milanesa de la genteeeeeee”, postearon, llenos de ira.

Para cerrar la conversación, el chico contó el final de la historia: “Me devolvieron todo pero está dura e incomible. Onda, ahora me quedo sin comer”, se quejó.

Ver comentarios