Una situación insólita se vivió en el barrio porteño de Villa Urquiza, donde un hombre le escribió una carta amenazante a los consorcios del edificio en donde vive, después de que estos se quejaran de los ruidos molestos que ocasionó en una fiesta que organizó en el lugar.

El hombre realizó una fiesta el pasado sábado con 30 invitados en el sector de pileta del edificio, con "música alta y dejó el sector y todos los ascensores hechos un desastre", se quejó una vecina el lunes último, quien junto a otros inquilinos se quejó por este hecho.

"Querido vecino ortiva, no me gasté 200 mil verdes para que un boludo/a me diga lo que tengo que hacer, no te gustan los invitados, ¡mudate!, la próxima dejá en claro quien sos y lo arreglamos de otra manera", sostuvo en el primer párrafo del mensaje el realizador de la fiesta.

En la segunda parte del escrito, el hombre fue más allá e invitó a los vecinos a pelear, al decir: "PD: Podemos pelear desnudos en la pileta, o vestidos en el zoom (sum). Si tenés miedo podés traer invitados, yo te dejo no soy ortiva".

Frente al mensaje del sujeto, la respuesta por parte del administrador del edificio fue recordar que durante los fines de semana no se permiten hacer fiestas durante los fines de semana y feriados.

"Señores propietarios e inquilinos: Para el uso de piletas, por favor SIN invitados sábados, domingos y feriados. Respetar el reglamento", dice el cartel colocado en uno de los ascensores del edificio.