En el video se puede apreciar a una nena de 7 años aproximadamente entrenando de manera llamativa y polémica para perfeccionar su técnica de baile.

Su profesor la golpeaba con una vara en la espalda para erguir su postura, mientras la menor sostenía un libro, de considerables dimensiones, con su pequeño brazo.

Mientras esto ocurría, la niña secaba sus lagrimas con la mano que tenpia desocupada, dejando entrever el momento de dolor que estaba atravesando.

La filmación generó un gran revuelo y abrió el debate de cuáles son los límites del entrenamiento de los jóvenes.