Una estatua colocada en la escuela católica británica Priory School será rediseñada luego de que la imagen de la estructura se viralizó en las redes. La polémica se generó porque los usuarios consideraron que la figura del santo ofrece pan de forma "sugestiva" a un niño.

"Los planes para la estatua fueron vistos y aprobados por el equipo ejecutivo en mayo, pero al llegar la estatua tridimensional fue considerada por el ejecutivo como potencialmente sugestiva", dijo el director Simon Cobiac en un comunicado.

"Como consecuencia, la estatua fue cubierta inmediatamente y un escultor local ha sido comisionado para rediseñarla", agregó.