Un hombre danés vivió su peor pesadilla, y su extraño caso no tardó en volverse viral en varios países del mundo. Mientras dormía, Kofi Atta tuvo un insólito sueño que casi lo lleva a perder la vida.

Pocas veces hemos escuchado un caso de estas magnitudes. Debido a que estaba soñando, Atta comenzó a hacer algo inimaginable: se cortó los testículos en fetas mientras dormía.

Lo que pudo haber terminado como una tragedia, finalmente no fue así, debido a que los vecinos del danés escucharon unos fuertes gritos, y no dudaron en ir a ver qué estaba sucediendo.

Al llegar al departamento del hombre, lo encontraron completamente ensangrentado, por lo que rápidamente lo asistieron y llevaron al hospital más cercano.

 

Luego de salir del peligro, Kofi dio algunas declaraciones al respecto, y aseguró que en su sueño él "imaginaba que estaba preparando la cena". Es por ello que el hombre fue a buscar un cuchillo real, e imaginó que su propio cuerpo en realidad era carne.

La palabra del hombre viral

El granjero de 47 años confesó que, hasta el momento, no recuerda cómo fue que agarró un cuchillo, ni tampoco el momento en el que comenzó a cortar sus testículos. Además, aseguró que tampoco recuerda exactamente cuál fue su reacción al verse lleno de sangre, ya que se encontraba en un estado de shock.

Asimismo, el protagonista de esta historia reveló al medio británico "BBC" que se encuentra "muy confundido". Respecto al papel que tomaron sus vecinos, estos confesaron que, en aquel momento, pensaron que se trataba de algún tipo de ataque, pero nunca se imaginaron que se iban a encontrar con esa imagen.

El hombre fue trasladado a un hospital inmediatamente.
El hombre fue trasladado a un hospital inmediatamente.

En algunas de sus declaraciones, los vecinos aseguraron que el pantalón del hombre danés "estaba lleno de sangre", por lo que, automáticamente, intentaron despertarlo.

Debido a que Kofi no podía moverse por sí solo -por obvias razones-, entre todos lo ayudaron a llevarlo al hospital, y, gracias a la inmediata ayuda, los médicos a cargo pudieron frenar el sangrado, y el hombre salió de peligro.

De todas formas, los especialistas que le salvaron la vida le comentaron que, para evitar cualquier efecto secundario, lo mejor es que se someta a una cirugía. 

Para ello, el danés de 47 años comenzó una colecta de dinero, luego de ver la enorme repercusión que tomó su caso a través de todo el mundo. En las redes sociales, varios usuarios le mostraron su apoyo, y la gran mayoría de ellos se solidarizó con su caso.

Ver comentarios