Unas vacaciones en las paradisiacas playas de Hawái pueden arruinarse por el simple error de un banco. Justamente eso fue lo que el paso a una mujer colombiana que viajó a la isla y vivió una situación incomoda al momento de pagar el ticket de un restaurante con la tarjeta de crédito. Y como el plástico estaba bloqueado, el establecimiento tomó una decisión que la dejó boquiabierta. 

La historia se conoció porque la mujer, llamada Diana García Ocampo, decidió compartir su experiencia con un posteo en LinkedIn y en cuestión de horas se volvió viral.

"Les quiero contar algo que me acabó de suceder, y lejos de quejarme, me parece interesante analizar los esquemas de atención al cliente que pueden manejar las diferentes empresas", comenzó en su relato.

 

Según explicó, antes de viajar a Estados Unidos había hecho los trámites correspondientes y notificado a su banco sobre la fecha y destino para evitar problemas de seguridad y bloqueo del plástico, la cual venía usando sin problemas.

"Entro a un restaurante, después de un día cansador, sola, para relajarme un poco, a comer y tomar algo. Al intentar pagar la cuenta: "Tarjeta bloqueada por posible fraude". Casi Colapso", sostuvo García Ocampo.

Fue entonces que comenzó su pesadilla, ya que en medio de esa situación decidió llamar a la tarjeta de crédito, pero allí le dijeron que tenía que comunicarse con el banco emisor del plástico.  

 

“Estoy fuera del país, no tengo como hacer una llamada internacional. No me contestan los correos y no veo otros canales de comunicación chat o algo así, en las redes sociales tampoco contestan. Soy cliente hace más de 10 años y nunca he tenido un atraso en un pago”, explicó.

Pero en medio del caos, el restaurante tuvo un gesto que le devolvió la esperanza“La reacción de Moku Kitchen fue ‘disfruta tu comida y tu viaje, entendemos por lo que puedes estar pasando. Todo tu pedido es cortesía de la casa’”.

“Nunca me habían visto en la vida, yo igual tenía cómo pagar en efectivo y no me quisieron recibir el dinero, yo me emocioné hasta el alma”, agregó.

Por último, la mujer aseveró que el problema con su tarjeta sigue sin resolverse, aunque seguía ocupándose para ver cómo solucionarlo. De lo que sí estoy segura es que este restaurante ahora es mi preferido. Volveré, traeré gente y, además, la comida más deliciosa que he comido por estos lares. Si están en Honolulú, por favor no dejen de pasar por acá. Cliente fiel y agradecida a partir de hoy”, concluyó.

La foto del ticket del restaurante.

 

Ver comentarios