Pareciera sacado del guión de una película pero no. Pasó en la realidad. Una mujer, furiosa con su amante, decidió aparecerse en su boda vestida de novia y desató un escándalo.

En las imágenes, que se viralizaron en las redes sociales, se aprecia cómo la mujer irrumpe en la iglesia en momentos en que el cura preguntaba si alguien se oponía a esa unión.

Las opiniones de los usuarios en las redes sociales se repartieron entre los que consideran que hizo bien en revelar la verdad y los que piensan que debió dejarlo porque se merecía alguien mejor.